jueves, 24 de junio de 2010

Resumen: “El aprendizaje significativo de Ausubel y Novak”




a. ¿Qué es el aprendizaje significativo?

Para Ausubel el aprendizaje es un proceso por medio del que se relaciona nueva información con algún aspecto ya existente en la estructura cognitiva de un individuo y que sea relevante para el material que se intenta aprender.
El aprendizaje debe necesariamente tener significado para el estudiante, si queremos que represente algo más que palabras o frases que repite de memoria en un examen. Para este autor, algo que carece de sentido no solo se olvidará muy rápidamente, sino que no se puede relacionar con otros datos estudiados previamente, ni aplicarse a la vida de todos los días.

Base biológica: supone la existencia de cambios en el número de o características de las neuronas que participan en el proceso.

Base psicológica: supone la asimilación de nueva información por una estructura específica de conocimiento ya existente. Estas entidades psicológicas que componen la estructura cognoscitiva son definidas como conceptos inclusores. Gracias al aprendizaje estos inclusores se transforman y crecen.

La compresión o capacidad de entender claramente lo aprendido es un elemento importante del aprendizaje significativo. Cuando esto no se da, tiene lugar la memorización, lo que corresponde a un almacenamiento arbitrario en la estructura cognitiva y por ende, la interacción nula y mínima de la nueva información y la ya almacenada.

b. Concepto de estructura mental:

La estructura mental se construye por medio de conceptos relacionados que facilitan la asimilación de nociones nuevas. Los llamados puentes cognitivos u organizadores previos descritos por Ausubel, favorecen la asimilación. Para crear ese puente, el educador debe traer a la conciencia de los alumnos las ideas que ya conocen y que se relacionan con el tema. Esto debe darse mediante la predisposición adecuada de los estudiantes y la presentación motivadora del tema.

c. Los principios del aprendizaje significativo: la diferenciación progresiva y la reconciliación integradora

La organización de las lecciones debe darse bajo los siguientes principios:

Selección de conceptos en forma jerárquica.
La búsqueda de una metodología adecuada.

1- La diferenciación progresiva:

Cuando se da la transformación de los inclusotes que tiene lugar en el aprendizaje, los cuales tiene como función facilitar las conexiones entre la información nueva y el conocimiento adquirido anteriormente. Es la base de la teoría de la asimilación de Ausubel.

Primero se muestra el material con información general y luego se trabaja en lo específico y el detalle de la misma. De lo general a lo específico.

La jerarquización de los conceptos va a depender de sus objetivos. Cuando el maestro ayuda al niño s entender una relación entre conceptos subordinados (generales) y su correspondiente concepto suprarodinario (específicos), ocurre el aprendizaje significativo.

2- La reconciliación integradora:

Como resultado de la diferenciación progresiva, los conceptos llegan a adquirir nuevo significado y, como consecuencia de esto, información que antes no era importante para la compresión de esos conceptos, llega a serlo.

Este principio incluye la capacidad para hacer referencia cruzada de ideas, reconciliar datos o hechos que aparentemente no están conectados, encontrar vínculos en toda la información disponible, explorar relaciones y establecer nexos con situaciones que se vieron tempranamente en el proceso de aprendizaje, ya que guardan relación con el concepto o con el conocimiento que se está aprendiendo.

Esto se logra organizando la enseñanza de manera que se pueda subir y bajar por las jerarquías conceptuales a medida que se presente información nueva.

Implicaciones pedagógicas de este enfoque


Este enfoque conlleva una organización científica del material de enseñanza por parte del profesor y un permanente proceso de evaluación. Dicha evaluación brinda constante retroalimentación en cuanto a la bondad del proceso.

Aspectos importantes de esta teoría

1- La importancia de la organización del material por parte del profesor:

Ausubel le da énfasis al contenido y no tanto a la metodología y a las técnicas de enseñanza. Enfatiza en la necesidad de que el material que se va a aprender sea significativo para el estudiante y que suscite si curiosidad. Además el profesor debe tratar de establecer puentes cognitivos entre el conocimiento previo del estudiante y el que se pretende enseñar, presentando ideas y situaciones con las que el estudiante este familiarizado.

La organización del material en una secuencia significativa se logra mediante la utilización de organizadores previos de manera que el estudiante logre una mejor organización cognitiva de los nuevos conceptos, tomando en cuenta los estilos de aprendizajes y las características psicosociales de los estudiantes. Se debe comprender las diferencias individuales de cada persona en cuanto a la forma de percibir, procesar y analizar los estímulos e información que se les presenta.

Entre estos estilos están:

a. Holístico o globalizador:

Se inclina a ver las cosas en su totalidad, a captar las relaciones entre las partes y el todo, dando menor importancia a los detalles.

b. Analista o detallista:

Le es difícil tener una visión del conjunto y prefiere detenerse en los detalles.

Además de los estilos de aprendizaje, el educador debe tomar en cuenta a la hora de planear u organizar las lecciones, el contexto social y cultural de los estudiantes. Los contenidos de las estructuras mentales dependen del contexto cultural en que se encuentra el sujeto.

2- La evaluación formativa y la evaluación por dominio:

La evaluación formativa permite al profesor darse cuenta, a lo largo del proceso de aprendizaje, si hay comprensión e interiorización del conocimiento por parte del estudiante. Se preocupa por la verdadera compresión del contenido y no por la capacidad de la reproducción mecánica del mismo. Esta debe realizarse permanentemente y exige del profesor excelente capacidad de observación.

La evaluación por dominio demuestra el grado en que cada estudiante ha logrado las habilidades, domina los conceptos fundamentales del tema y puede enfrentarse a una tarea. Cada estudiante se evalúa contra un criterio personal y no con respecto a una norma.

En el aprendizaje por dominio, el rendimiento se demuestra por el número de unidades de estudio completadas, no por una puntuación comparativamente alta en una prueba colectiva. Estas unidades están organizadas de forma tal que las primeras facilitan la comprensión de las siguientes. Las diferencias individuales residen en el número de unidades de estudio dominadas o en la cantidad de tiempo empleado para lograr completarlas.

Comentarios personales:


Ausubel y Novak nos proponen un tipo de proceso de enseñanza que se centra tanto en las capacidades el niño o la niña, como en los conocimientos previos que poseen. Dentro de la enseñanza preescolar, es importante tomar en cuenta que cada uno de los estudiantes que ingresan a las aulas poseen, estructuras mentales muy particulares que dependen de las experiencias que hayan vivido en sus hogares durante sus primeros años de vida. El conocimiento de ciertos conceptos será diferente en cada caso, por lo cual las docentes deben tomar en cuenta estos aspectos a la hora de organizar y planificar las lecciones.
Además, dentro de la elaboración de los materiales y contenidos, se observa como Ausubel y Novak plantean que los mismos sean significativos para los niños y niñas, de forma tal que sean motivantes y logren desarrollar el interés de los estudiantes por los nuevos conocimientos que se les presentan. La labor fundamental de las docentes debe centrarse en buscar los medios para que los pequeños que tiene a su cargo, encuentren sentido a los conocimientos que se les insta a aprender. Esto no como una tarea de memorización, sino como un proceso de adquisición de capacidades y habilidades mentales para comprender e incorporar a sus estructuras mentales nuevos conceptos importantes para su vida.
Para ello, la organización de la docente debe realizarse en forma tal que su secuencia sea significativa para los niños y las niñas, y principalmente tomando en cuenta el estilo de aprendizaje de cada uno de ellos, ya sea holístico o analista.
Cada uno de los conceptos y postulados de esta teoría se orientan hacia la posibilidad de brindar a los y las estudiantes verdaderas experiencias de aprendizajes en las cuales logren realizar procesos de diferenciación progresiva y reconciliación integradora de manera tal que el aprendizaje sea verdadero y con significado para el sujeto.
Ausubel y Novak brindan grandes aportes para lograr que el aprendizaje de los estudiantes en cada uno de sus niveles, se realice de acuerdo a la capacidad de cada uno y no como un proceso de imposición de datos y de reproducción mecánica de los mismos, proceso que ha demostrado en los últimos años, no ser efectivo para lograr un verdadero aprendizaje, que sea duradero, pero principalmente útil para la vida.
Es fundamental ver como esta teoría clásica, la cual fue elaborada en un contexto totalmente diferente al que actualmente enfrenta la educación costarricense, brinda principios que de ponerse en practica mejorarían significativamente la forma como se lleva a cabo la enseñanza en nuestro país, y permitiría que cada estudiante avance construyendo sus propios conocimientos a partir de sus capacidades y conceptos previo, disminuyendo de esta forma el fracaso escolar que se enfrenta actualmente.
Personalmente pienso que los mejores aprendizajes de la vida, son los que tiene significado para el individuo.

Resumen elaborado por: Viviana Castillo Ramírez

Bibliografía:
MÉNDEZ, Z. (2003). Aprendizaje y Cognición. San José, Costa Rica. Editorial: EUNED, sexta reimpresión.

Video recopilado por Eva Chacón

Tomado de http://www.youtube.com/watch?v=lR8LfA0JgrM&feature=related



video

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada